La Obsidiana Arcoíris y sus Propiedades

La Obsidiana Arcoíris y sus Propiedades
¿Te ha gustado?
 La obsidiana arcoíris es sin duda una de las piedras más extrañas del universo de estas rocas pues sus múltiples colores varían en función de la luz que se proyecta sobre ellas y la energía que almacenan. Al poseer una piedra de esta naturaleza, es muy difícil saber de qué color la encontraremos cada día. Es una gema que vale la pena descubrir y conocer.

¿Qué es la obsidiana arcoíris y qué significado tiene?

Aunque muchas piedras y cristales tienen la capacidad de mostrar distintos colores dependiendo de la intensidad y tipo de luz que las rodea, la obsidiana arcoíris es sin dudas peculiar pues no se trata de un cristal transparente sino mate. Cuando es acercada a la luz, exhibe vetas de color violeta, rosado, azul, dorado y verde, producidas por pequeñas burbujas de aire que han quedado atrapadas en su interior durante el proceso de cristalización.

Dado que exhibe múltiples colores, sus propiedades son variadas, dependiendo de la cantidad de cada color que se muestre sobre su superficie.

Usos y propiedades

La piedra de obsidiana arcoíris es antes que todo, una roca de protección y arraigo que permite mantener el equilibrio durante procesos de cambio y transición. Ayuda al individuo a enfrentar estos cambios sin perder su centro y sin dejarse afectar por influencias negativas externas.

piedra obsidiana arcoiris

Al igual que el resto de las obsidianas, su poder principal radica en su capacidad para traer a la luz todo aquello que está oculto, incluso sobre nosotros mismos, sobre nuestros temores, vergüenzas y deseos.

Propiedades protectoras

Su capacidad de protección es muy poderosa y por ello debe manejarse con cuidado. Permite sacar a la luz las energías negativas, actuando como un imán que las atrae y contiene. Incluso nos permite proteger a otras personas si realizamos un ritual en el que le indicamos a la piedra hacia quien debe dirigirse la protección, sin embargo, eso debe hacerse siempre con el consentimiento de la persona que deseamos proteger.

Propiedades curativas y energéticas

A nivel energético se utiliza de muchas maneras y en ocasiones se centra su trabajo en áreas particulares dependiendo del color que más exhiba en su superficie. Sin embargo, sin importar su color, la obsidiana arcoíris contribuye con la liberación de las ataduras energéticas que no permiten al individuo avanzar.

obsidiana de color arcoiris

Permite recuperarse de traumas físicos y espirituales asegurando que la energía oscura y pesada no se quede dentro de nosotros, sino que fluya y se aleje para permitirnos continuar.

Regresa la calma y la serenidad a quienes han pasado por procesos dolorosos como duelos prolongados o grandes decepciones. Es particularmente útil para tristezas arraigadas que parecen no poder abandonar al individuo.

Con su multiplicidad de colores, atrae la armonía en entornos conflictivos e incluso nos ayuda a proyectar esta armonía a otros lugares donde sabemos que pueda ser necesaria.

Cómo usar la obsidiana arcoíris

Se puede utilizar pegada a la piel como amuleto de protección o se puede utilizar como piedra ritual para trabajar distintas áreas que requieran atención. Usualmente se coloca a nivel del plexo solar para estimular desde allí todos los chakras del cuerpo.

Para proteger a otros, basta con colocar su nombre en una pieza de papel y pisarlo con la piedra de obsidiana, pidiéndole que entregue su escudo a esta persona.

obsidiana piedra arcoiris

Colocada en el entrecejo por pocos minutos antes de dormir, permite activar el inconsciente y estimular sueños intensos y esclarecedores.

Cómo limpiar y activar la obsidiana arcoíris

Es posible sentir un cambio en la temperatura de la obsidiana arcoíris cuando esta se recarga de energía. Si esto ocurre, es necesario limpiarla de inmediato. Para ello debe cubrirse de sal marina por varias horas y luego lavar con agua limpia.

Para su activación, la colocaremos sobre una mesa, de preferencia rodeada de cuarzos, y estableceremos contacto con su energía, transmitiéndole nuestro objetivo o pedido. Luego de ello, la piedra está lista para acompañarnos.

Otras Obsidianas Interesantes…

¡Compártelo!