La Piedra Lapislázuli y sus Propiedades

El lapislázuli es una de las piedras más buscadas desde que comenzó la historia del hombre. Su azul profundo y celeste sigue siendo el símbolo de la realeza y el honor, los dioses y el poder, el espíritu y la visión. Es un símbolo universal de sabiduría y verdad.

Propiedades y Usos

El lapislázuli es una excelente piedra para ejecutivos, periodistas y psicólogos, estimulando la sabiduría y el buen juicio en el mundo práctico. Ayuda al análisis intelectual en arqueólogos e historiadores, a resolver problemas para abogados y a crear nuevas ideas para inventores y escritores.

piedra lapislazuliEl lapislázuli es un poderoso cristal para activar la mente superior y mejorar la capacidad intelectual. Estimula el deseo de conocimiento, verdad y comprensión, y ayuda al proceso de aprendizaje. Es excelente para mejorar la memoria.

Piedra de la verdad, el lapislázuli fomenta la honestidad del espíritu y de la palabra hablada y escrita. Úsalo para todas las formas de comunicación profunda. También es una piedra de amistad y trae armonía en las relaciones. Una rejilla de lapislázuli  trae una comunicación tranquila y amorosa para un hogar con adolescentes temperamentales, o niños con síndrome de Asperger, autismo, o trastorno por déficit de atención.

Para la fama en un área creativa o relacionada con la interpretación pública, usa o lleva Lapislázuli a las audiciones. En el lugar de trabajo, atrae la promoción, el éxito y el reconocimiento duradero en tu campo.

Energía de Sanación Física

El lapislázuli es beneficioso para la garganta, la laringe y las cuerdas vocales, y ayuda a regular las glándulas endocrinas y tiroideas. Supera la pérdida de audición y otros problemas con el oído y los conductos nasales.

El lapislázuli mejora la circulación y el ritmo cardíaco. Reduce el vértigo y baja la presión arterial, y se cree que alivia el insomnio.

propiedades de la piedra lapislazuli azul

Aliviar los orzuelos o las fosas sépticas y otras infecciones oculares, frotando el área con un pedazo de lapislázuli calentado en agua tibia. Una vez enfriada, el agua puede utilizarse para el baño de los ojos. Un lapislázuli calentado a la luz del sol, reduce los moretones y es bueno para los problemas de la piel y las picaduras de insectos.

El lapislázuli es beneficioso para las mujeres que sufren de irregularidades menstruales y alivia los calambres, la rigidez y el lumbago. El lapislázuli alivia el dolor general y las inflamaciones, y es especialmente eficaz contra las migrañas. Ayuda al sistema nervioso y a los trastornos cerebrales, y se cree que ayuda con el déficit de atención, el autismo y el síndrome de Asperger.

Energía de Sanación Emocional

El lapislázuli es un cristal de verdad en todos los aspectos. Revela la verdad interior y promueve la autoconciencia y la aceptación de ese conocimiento. Proporciona el alivio de las cosas que pueden haber sido suprimidas y permite que salgan a la superficie, ayudando a disminuir la enfermedad o la ira reprimida, y permite la autoexpresión sin retenerse o comprometerse.

piedra lapislazuli en bruto

El lapislázuli fomenta la dignidad en la amistad y la capacidad social. Fomenta las cualidades de honestidad, compasión y rectitud al tratar con otros. Proporciona una conciencia de las propias motivaciones y creencias, y da una perspectiva más clara de toda la vida. Revela no sólo las propias limitaciones, sino también las oportunidades de crecimiento y de utilizar los propios dones y habilidades.

Sanación de Chakras y Energía de Equilibrio

El Lapislázuli activa los centros psíquicos del Tercer Ojo y equilibra las energías del Chakra Garganta.

bracalete de piedra azulEl Chakra de la Ceja, también llamado el Tercer Ojo, es el centro de nuestra percepción y mando. Dirige nuestra vista y nuestra conciencia cotidiana del mundo. Nuestra conciencia se encuentra aquí, y nos relacionamos con nosotros mismos a través de este chakra.

Equilibra lo importante y lo no importante, clasificando el significado de los datos y las impresiones. Ordena el flujo de energía dentro del cuerpo. Cuando el chakra de la frente está en equilibrio, vemos claramente y entendemos lo que vemos. Podemos interpretar señales visuales y nuestra percepción es alta. Nuestros pensamientos y comunicaciones internas dentro de nosotros mismos son saludables y vibrantes. Estamos abiertos a nuevas ideas, sueños y visiones. Podemos ser silenciosamente observadores y reflexivos. Podemos controlar el flujo de energía dentro de todos los chakras.

El chakra de la garganta es la voz del cuerpo, una válvula de presión que permite expresar la energía de los otros chakras. Si está bloqueado o desequilibrado, puede afectar la salud de los otros chakras. En equilibrio, permite la expresión de lo que pensamos y sentimos. Podemos comunicar nuestras ideas, creencias y emociones. Cuando el chakra de la garganta está en equilibrio y abierto, podemos llevar nuestra verdad personal al mundo. Tenemos un fácil flujo de energía dentro del cuerpo y del espíritu. La energía que brota hacia arriba de los chakras inferiores puede continuar su camino permitiendo la libre expresión y la liberación natural. La energía del cristal azul desbloqueará y equilibrará el chakra de la garganta. Los tonos más oscuros del azul llevan el poder de la verdad.

Energía Espiritual

El lapislázuli es una de las piedras espirituales más antiguas conocidas por el hombre, utilizada por los curanderos, los sacerdotes y la realeza, para el poder, la sabiduría y para estimular las habilidades psíquicas y la visión interior. Representa la verdad universal.

usos de la piedra lapislazuli

El lapislázuli libera rápidamente el estrés, permitiendo la paz y la serenidad. Colocado sobre el tercer ojo, el lapislázuli expande la conciencia y la sintonía consciente con el yo intuitivo, estimulando la iluminación y mejorando el trabajo de los sueños. Permite el viaje espiritual y el aprovechamiento del poder personal y espiritual. El lapislázuli proporciona una conexión con las fuerzas de los sueños que están trabajando tanto para guiar como para aconsejar durante los estados alterados.

Como piedra de protección, el lapislázuli reconoce el ataque psíquico y lo bloquea, devolviendo la energía a su fuente.

Meditación con Lapislázuli

El lapislázuli es una piedra visionaria, que trae información a la mente en imágenes más que en palabras. Puede ser un catalizador para una mayor conciencia, y a menudo ayuda a aquellos con conexiones de vidas pasadas con civilizaciones antiguas – Atlántida, Egipto, Perú, Sumeria e India, entre otras. Meditar con esta piedra puede ayudar a recuperar los recuerdos de aquellas vidas pasadas del Lapislázuli, ayudar a recuperar el conocimiento perdido de esas civilizaciones, e inspirar la evolución en la encarnación actual.

Amuletos y Talismanes

El lapislázuli es un valioso talismán para ganar respeto, mantener alejada la energía negativa y ayudarnos a recordar que debemos ser humildes en nuestro trato con los demás.

talisman de lapislazuliLapislázuli es un cristal de filtro mejorador. Los realzadores tienen celosías internas de cristal de perfecta simetría cúbica y armonía interna. Como talismanes de “bloques de construcción”, su estructura interna ayuda a enfocar nuestros esfuerzos para construir sobre nuestros éxitos y mejorar nuestras vidas. Concentran nuestra energía en las mejoras que deseamos y en los patrones de pensamiento que producirán las acciones necesarias para llevarlas a cabo.

Los cristales con el poder de la tierra, absorben el flujo de energía positiva pero trabajan para mantener la energía negativa lejos de nosotros. Nos ayudan a ver el mundo desde una perspectiva de “vaso medio lleno”, para ver lo mejor de los demás, la belleza de la vida y el bien de la humanidad. Nos mantienen enfocados en lo positivo en las situaciones y en no ser abrumados por lo negativo. En nuestro mundo tecnológico, los filtros también funcionan para evitar que las transmisiones electromagnéticas dañinas agoten nuestra energía y nuestra salud.

Cuando se encuentra en un color azul más claro, el lapislázuli es un magnífico talismán para encontrar la paz y la tranquilidad a través de la aceptación y el disfrute de la generosidad de la tierra.

Origen del Lapislázuli

En la antigüedad, el lapislázuli era más apreciado por su hermoso color y el valioso tinte ultramarino que se deriva de él. Su nombre proviene del latín lapislázuli, “piedra”, y del persa lazhuward, “azul”. Es una roca formada por múltiples minerales, principalmente Lazurita, Sodalita, Calcita y Pirita, y es un rico color azul medio a azul real con manchas de oro (piritas). El lapislázuli de grado inferior es de color azul claro con más manchas blancas que las doradas, y a veces se le llama lapislázuli de mezclilla.

origen de la piedra lapislazuli

El lapislázuli fue uno de los tributos más preciados que se rindieron a Egipto, obtenido a partir de las minas más antiguas del mundo, que funcionaron alrededor del año 4000 a.C. y que todavía se utilizan en la actualidad. Referenciado en el Antiguo Testamento como zafiro (desconocido en esa parte del mundo antiguo), el lapislázuli es muy probablemente la quinta piedra de la coraza original del Sumo Sacerdote, así como las de épocas posteriores.

El sarcófago dorado del rey Tutankamón estaba ricamente incrustado con lapislázuli, al igual que otros adornos funerarios de reyes y reinas egipcios. Se usaba extensamente en escarabajos, colgantes y otras joyas, y se molía en polvo para tintes, sombras de ojos y elixires medicinales. En la tierra seca y estéril de los egipcios, este color azul cobalto profundo era un contraste espiritual con sus tonos áridos del desierto. Las manchas doradas eran como estrellas en su cielo nocturno y al meditar en estos colores sintieron que las fuerzas sobrenaturales transformarían sus vidas. Las vestiduras de los sacerdotes y de la realeza fueron teñidas con lapislázuli para indicar su condición de dioses.

En la antigua Persia y en la América precolombina, el lapislázuli era un símbolo de la noche estrellada, y una piedra favorita del Oriente Islámico para protegerse del mal de ojo. El lapislázuli era muy utilizado en la época griega y romana como piedra ornamental, y en la Europa medieval se creía que el lapislázuli, parecido al azul de los cielos, contrarrestaría las artimañas de los espíritus de las tinieblas y procuraría la ayuda y el favor de los espíritus de luz y sabiduría. Molido y procesado en polvo, produjo el intenso, pero costoso, color ultramarino favorecido por el pintor Miguel Ángel. Los budistas recomendaron el lapislázuli como piedra para traer paz interior y libertad del pensamiento negativo, y durante el Renacimiento, Catalina la Grande adornó una habitación entera de su palacio con paredes, chimeneas, puertas y marcos de espejos de Lapislázuli.

Descubre Mas

¡Compártelo!