Cómo Regalar a Alguien un Cristal de tu Colección

Cómo regalar a alguien un cristal de tu colección

Llega un momento en que un cristal con el que estabas tan fascinado ya no atrae tu atención. Es posible que ya no se sienta atraído por su color. Posiblemente, su energía no parece llamarte como solía hacerlo. Tal vez incluso lo perdiste por un tiempo. Cualquiera que sea el caso, llega un momento en que sabes que el cristal te ha enseñado lo que necesitaba enseñarte y es hora de dejarlo ir

A menudo nos preguntan si está bien darle a alguien un cristal que ha usado y nuestra respuesta es sí, por supuesto! Los cristales son maestros y entran y salen de nuestras vidas, simplemente se detienen para ayudarnos a guiarnos de una manera y luego es hora de que sigan adelante. Este ciclo significa que están trabajando, que has aprendido, transformado y crecido con la energía del cristal.

Cuando le regalas a alguien uno de tus cristales curativos, el universo te guía para darles la energía que necesitan en este momento. Intuitivamente sabes qué amigo sientes que necesita la energía. Esta es una señal de que tu amigo necesita la energía más que tú en este momento y tienes la capacidad de darles esta poderosa herramienta para ayudarlos. Puede que no sepas exactamente por qué, pero que el cristal entre en su vida es su signo del universo de que es hora de crecer.

Las vacaciones son el momento perfecto para clasificar su colección de cristal y ver qué cristal ya no excita su espíritu. Siéntese con cada uno de ellos y vea si tienen lecciones de última hora para enseñarle, o si está listo para seguir adelante. A medida que descubre a cuáles puede pasar, pregúntele al cristal a quién debe ir y deje que su intuición lo guíe

Antes de darle su cristal a otra persona, asegúrese de limpiarlo con salvia o colocándolo al sol durante unas horas, lo que le dará un impulso de energía antes de pasar a su próximo estudiante.

La mejor parte de darle cristal a otra persona es que hace espacio para traer más energía a su vida. Ahora puede reconocer que ya no necesita la energía de un cristal y, en cambio, necesita invertir en una energía diferente para guiarlo en este momento de su vida. Este es un poderoso ciclo de transformación, liberación y crecimiento, que es para lo que se crean los cristales curativos

¡Compártelo!