¿Realmente Funcionan Los Cristales?

¿Realmente Funcionan Los Cristales?

¿Los cristales realmente funcionan? Esta es una pregunta que me hacen casi todos los días aquí en ElCuarzoRosa. Hay mucho debate en torno a esta cuestión, ya que los científicos dicen que no hay pruebas concluyentes de que lo hagan. Sin embargo, todas las civilizaciones antiguas han utilizado cristales en una gran variedad de formas, desde la curación hasta las ofrendas y los talismanes protectores. Y el Cristal de Cuarzo ha estado en esta Tierra desde el principio de los tiempos.

El silicio tiene un grupo muy grande de minerales conocidos como silicatos. Más del 90% de la corteza terrestre está compuesta de minerales de silicato, de los cuales, alrededor del 46,6% son Oxígeno y 27,7% Silicio, lo que hace que el silicio y el oxígeno sean los dos elementos más comunes en la corteza. Cuando estos dos elementos se combinan, forman dióxido de silicio. El dióxido de silicio puro se conoce como cuarzo mineral o cristal de cuarzo, que constituye el 12% de la corteza terrestre. El cuarzo es la forma más común de dióxido de silicio. Me resulta muy difícil creer que un componente mineral importante de la corteza terrestre no tenga valor científico para las personas que viven en ella.

El cristal de cuarzo se utiliza en casi todos los tipos de tecnología moderna: electrónica, cronometraje, almacenamiento de información y dispositivos láser, por nombrar sólo algunos. La tecnología de los cristales está empezando a ayudar a transformar la información y el conocimiento de nuevas maneras. Si los cristales tienen la capacidad de transformar la forma en que nos comunicamos a través de los chips de ordenador, entonces ¿por qué cuestionamos su capacidad de transformar la energía de otras maneras? ¿Puede nuestra intención de pensamiento trabajar con un cristal para transformar nuestras vidas en un nivel vibratorio sutil?

Un famoso científico de IBM, Marcel Vogel, pasó gran parte de su vida investigando el misterio de los cristales y la pregunta es si los cristales realmente funcionan. Mientras veía crecer los cristales bajo un microscopio, notó que el cristal solidificado parecía tomar la forma de lo que estaba pensando en ese momento. Esta transformación del pensamiento en realidad fue grabada de nuevo en su laboratorio. Esta fue una de las primeras piezas de evidencia científica en mostrar el poder metafísico de la mente manifestándose en una forma física. Otro ejemplo de esto es la investigación del Dr. Emoto sobre cómo los pensamientos afectan la energía del agua. El cuerpo humano está formado por un 70-80% de dióxido de silicio y agua. El cristal de cuarzo es también una combinación de dióxido de silicio y agua; tanto el cristal de cuarzo como el agua tienen una geometría hexagonal similar. Vogel planteó la hipótesis de que hay un constante ensamblaje y desensamblaje de enlaces entre las moléculas de estos sólidos, lo que hace que vibren. Hizo muchas otras pruebas para establecer que el Cristal de Cuarzo puede de hecho almacenar pensamientos, muy similar a la forma en que los medios magnéticos, como las cintas, se utilizan para grabar sonido. Las vibraciones dentro de los cristales movilizan la energía mental dentro de ellos.

Albert Einstein dijo que todo en la vida es vibración. El sonido es una vibración, y también lo son tus pensamientos. Todo lo que se manifiesta en tu vida está ahí porque coincide con la vibración de tus pensamientos.

Cuando me preguntan, ¿realmente funcionan los cristales? Yo digo: “Lo hacen por mí. Me hacen feliz cuando los miro. Los coloco por toda mi casa para recordarme que la belleza de la Madre Naturaleza me rodea y para estar siempre agradecida. Los cristales me ayudan a mantenerme en tierra cuando los sostengo en mis manos y respiro. Personalmente me encanta usar joyas hechas con la energía de la Tierra como una herramienta para reconectarme conmigo misma con su energía. Para mí no es un efecto placebo. No está en mi cabeza. ES un sentimiento, un sentimiento que se siente bien. He trabajado con cristales y piedras preciosas durante más de 25 años y seguiré haciéndolo”.

Usar el poder curativo de los cristales como una herramienta para el empoderamiento, el equilibrio y la iluminación es una forma de arte personal. El universo es vasto y está impregnado de espíritu y energía, y aún no ha sido completamente comprendido por la mente humana. Si crees y sientes que los cristales te ayudarán a nivel energético y vibratorio, con toda seguridad lo harán. Pero si la vibración de tus pensamientos está diciendo: “No, no funcionará porque la ciencia no lo ha demostrado”, entonces tienes razón; probablemente no funcionarán para ti. Si los pensamientos en nuestra mente crean nuestra realidad, y el Cristal de Cuarzo tiene la habilidad de amplificar y magnificar esos pensamientos, entonces siempre ten conciencia de que tus pensamientos están en el lugar en el que aspiras estar.

En todo momento, tenemos la capacidad de elegir nuestros propios pensamientos. Si aprendemos a entrenar nuestra mente a través de la meditación, la respiración, el movimiento y las interminables otras técnicas disponibles hoy en día, podemos superar la charla interminable de la mente. Mi viaje personal con la energía de la Tierra ha sido de paciencia. Trabajar con el poder curativo de los cristales lleva tiempo. A menudo pienso que ese es el mensaje principal de las piedras preciosas.

Siéntate, respira, conecta y escucha.

Es un proceso lento, que requiere una conciencia de sí mismo. El viaje interior toma tiempo y cada día es diferente. Cada uno de nosotros está aquí en esta Tierra para aprender, crecer y evolucionar. Somos muy similares a la ciencia en muchos aspectos, no todo ha sido descubierto sobre nosotros mismos. Hay muchas cosas que siguen siendo un misterio, esperando ser desenterradas.

¡Compártelo!