Piedras del Chakra del Tercer Ojo para la Curación y la Intuición

El 6º Chakra, también conocido como el chakra del tercer ojo, o ajna chakra, es el hogar de tu intuición. El uso de las piedras del chakra del tercer ojo nos permite aprovechar nuestra propia sabiduría personal y activar el poder dentro de nosotros mismos. El tercer ojo se encuentra en el centro del hueso de la ceja. Está asociado con el color púrpura y conectado a nuestra intuición, inteligencia emocional y verdad. Nos permite ir dentro de nosotros mismos para descubrir la sabiduría que todos tenemos innatamente y para conectar con un estado de ser más elevado.

Cuando el chakra del tercer ojo se equilibra, puedes usar tu sentido interno para pedir guía y tomar decisiones. Llamar al tercer ojo incluye tu alma y tu yo espiritual en tu proceso de toma de decisiones, en lugar de sólo tu intelecto y tu ego. Cuando notes una sutil sensación de satisfacción o inquietud, es tu intuición la que te guía. Abrir el tercer ojo te permite sentirte confiado al tomar decisiones y cambios en tu vida.

El bloqueo del chakra del tercer ojo pone más énfasis en el miedo que en la fe. Puedes estar sosteniendo un patrón o sentir que no sabes qué hacer a continuación en la vida, cuando en realidad sabes exactamente qué hacer, pero eres demasiado temeroso para actuar en consecuencia. Para muchas personas, el desequilibrio del chakra del tercer ojo puede ser el resultado de una crisis de vida que está fuera de nuestro control personal. Nos hace preguntarnos por qué está sucediendo esto. ¿O cuál es mi propósito? El cuestionamiento inicial del desarrollo de nuestras vidas es la falta de fe, un síntoma de un chakra del tercer ojo bloqueado. Pero una vez que somos capaces de superar ese cuestionamiento, nos abrimos a recibir una guía que no habríamos recibido antes. Es probable que después de equilibrar el tercer ojo, veas tu vida moverse en una dirección que nunca hubieras pensado, debido a la guía que recibes de tu intuición.

Físicamente, un chakra del tercer ojo bloqueado está asociado con tumores cerebrales, problemas de tiroides, problemas de ojos y oídos, dolores de cabeza, derrames cerebrales, dificultades de la columna vertebral, problemas de aprendizaje y convulsiones.

La esencia de la curación del chakra del tercer ojo es eliminar los miedos que tienes para vivir una vida plenamente vibrante y abundante. La curación del chakra del tercer ojo te permite conectar con tu intuición no sólo para saber qué elecciones hacer, sino también para tomar medidas sobre ellas para avanzar en el prólogo.

Usando las piedras del chakra del tercer ojo para la curación

Las piedras del chakra del tercer ojo que elegimos para este diseño son la shungita, la amatista, la fluorita, el lapislázuli y el cuarzo. Cualquier cristal púrpura o piedra preciosa funcionará tan bien como cualquier otra piedra del chakra del tercer ojo.

2 piedras de fluorita: La fluorita limpia tu energía e invita a la energía positiva a tu espacio

2 piedras Shungite: La Shungite neutraliza la energía que se libera durante la curación del chakra del tercer ojo, ayudando a crear un espacio seguro para curar y abordar las emociones ocultas

1 Piedra de Lapislázuli: esta piedra te conecta con una verdad más elevada y atrae tu atención hacia el tercer ojo.

1 Piedra Amatista: mejora tu intuición y fomenta la espiritualidad y las fortalezas internas

1 Punto de Cristal de Cuarzo: el cuarzo trae claridad a las situaciones y el punto guía tu energía hacia arriba

Coloca los cristales del tercer ojo en la formación de la cuadrícula que se muestra en la imagen de arriba en la frente y el espacio que rodea tu cabeza. Si no tienes a nadie alrededor que te ayude a colocar las piedras del chakra del tercer ojo, puede que sea más fácil colocar primero las piedras en la formación junto a ti y luego transferirlas a tu cuerpo. Una vez que hayas terminado la formación, cierra los ojos y respira profundamente, entrando en un estado meditativo.

Una vez que sientas que has ganado una mejor comprensión de por qué la energía en tu chakra del tercer ojo está bloqueada, retira los cristales del chakra del tercer ojo y escribe un diario sobre lo que has ganado en la meditación. Repite este ejercicio, idealmente durante 21 días por un tiempo determinado. La clave es el compromiso y la consistencia.

¡Compártelo!