6 Formas de Trabajar con un Corazón de Cristal

6 formas de trabajar con un corazón de cristal

Los cristales vienen en muchas formas y tamaños diferentes, cada uno con un beneficio específico o energía única. Una de las formas más bellas y enérgicamente poderosas es un corazón. Si bien incluso solo mirar un corazón de cristal puede tener un impacto en cómo te sientes, hay mucho más en esta forma de lo que parece.

Como el centro de su fuerza vital, su corazón gobierna una variedad de emociones y sentimientos. Si bien el más obvio entre estos es el tema del amor, el espacio del corazón también gobierna la alegría y la vitalidad. Del mismo modo, un corazón de cristal representa la energía del espacio del corazón. Esta forma es ideal para apoyar intenciones que van desde el amor y la felicidad hasta la vitalidad y la pasión. La energía de la piedra utilizada dentro del corazón de cristal dicta la energía e intención específicas, pero todos los corazones de cristal se conectan con el espacio de tu corazón.

Con tantos cristales por ahí, ¿Cómo sabes qué corazones usar y qué intención establecer?? Aquí hay 6 de nuestras formas favoritas de usar un corazón de cristal:

Amatista

La amatista es una piedra de intuición. En forma de corazón, alinea su corazón con su cabeza, alineando su intuición y los deseos más profundos de su corazón. Cuando trabaje con un corazón de amatista, colóquelo sobre su tercer ojo para aclararse y aprovechar su ser superior.

Cuarzo Rosa

Un corazón de cuarzo rosa es una de las herramientas más poderosas para atraer el amor. Desde atraer una nueva relación o infundir más amor en una relación actual, su corazón de cuarzo rosa abrirá su corazón al amor de todo tipo. Si su intención es convocar una nueva relación, sostenga el cristal en su mano frente a su pecho y levante la piedra hasta el universo. Si ya está en una relación, sostenga la piedra de la misma manera que se visualiza a sí mismo y a su pareja. Programe el cristal con su intención de un amor más profundo y luego lleve su cristal hacia su corazón. Luego, colóquelo en su sostén o en su mesita de noche para mantener su intención.

Fluorita

La fluorita es la piedra de deseo ideal. Sus tonos arcoíris y su energía caprichosa lo alientan a suspender su sentido de la realidad y soñar en grande. En forma de corazón, le permite aprovechar lo que realmente quiere en la vida. Para desear su piedra, sostenga un corazón fluorita en su mano, haga 3 deseos y levante la piedra para entregar sus deseos al universo.

Cornalina

La cornalina es una piedra de pasión y creatividad. Cuando te sientes sin inspiración o te pierdes el entusiasmo de por vida, un corazón de cornalina puede hacer que tu corazón late y revitalizar tu espíritu. Coloca este cristal sobre tu corazón cuando quieras una infusión de pasión y emoción para ayudarte a disfrutar de tu vida.

Labradorita

Los destellos iridiscentes de un cristal de labradorita abren los ojos a todas las posibilidades que lo rodean. Trabajar con un corazón labradorita te empuja a salir de tu camino y expandirte fuera de la caja. Permítete ir más allá de tu rutina normal. Prueba algo nuevo. Empuja los límites. Este es el cristal ideal para ayudarte a salir de una rutina! Mientras sostiene el cristal en su mano, pregúntese Si no tuviera límites, ¿Qué estaría haciendo? Escriba lo que viene a la mente y coloque el corazón de labradorita encima de su papel como un recordatorio para liberar su potencial ilimitado.

Obsidiana Arcoíris

La energía más oscura de un corazón de obsidiana arcoiris te ayuda a liberar la energía más oscura dentro de tu propio corazón. Esta es la piedra para pasar la fachada de “todo está bien”. “Tu cristal puede ayudarte a comenzar a reconocer cualquier pesadez en tu corazón. ¿Qué te persiste o te detiene?? ¿Qué dolor o tristeza necesitas para soltar y sanar?? Acuéstate boca arriba durante 7 minutos con tu piedra sobre tu corazón. Deje que el cristal comience a absorber la oscuridad para que su corazón pueda comenzar a sanar.

¡Compártelo!