El Ámbar Verde y sus Propiedades

El Ámbar Verde y sus Propiedades
¿Te ha gustado?
Posiblemente la variante más buscada, el ámbar verde representa solo el 2% de la producción total, sin embargo, el mayor yacimiento del mundo, República Dominicana, cuenta con suficiente suministro para abastecer la demanda mundial de esta hermosa piedra, apreciada por su llamativo color y propiedades energéticas y sanadoras.

¿Qué es el ámbar verde y qué significado tiene?

La piedra de ámbar verde adquiere su color cuando la resina orgánica que emana de los árboles absorbe restos y partículas vegetales. Es común que encierre además burbujas de aire que hacen que su color sea aún más llamativo. Sus tonalidades van del verde claro con trazas amarillas, al verde oscuro pasando por el color esmeralda.

Esta variedad es usualmente asociada con la buena suerte, la energía positiva y la vitalidad.

piedra de ambar verde

Usos y propiedades

Esta atractiva variedad de ámbar es utilizada como piedra curativa en asociación con el rayo verde de sanación. También se usa para controlar los niveles de estrés, mejorar la comunicación, abrir la mente y promover la buena suerte. Es una piedra de una energía brillante y suave que genera paz y estabilidad.

anillo de ambar verde

Por su belleza, es igualmente apreciada en el mundo de la joyería fina, especialmente en combinación con metales como la plata, y para la incrustación en bordados y piezas de alta costura.

Propiedades protectoras

Esta piedra es ideal para quienes:

  • Trabajan en entornos donde son frecuentemente atacados, como por ejemplo en áreas de atención al cliente y recepción de reclamos.
  • Se mantienen rodeados de energías negativas, desgastantes y debilitantes.
  • Necesitan protección ante personas conflictivas o tóxicas.

La piedra de ámbar verde protege a su portador al permitir la purificación de la energía del entorno y la sanación emocional de quien ha sido afectado por alguna situación inquietante o por la interacción con personas dañinas.

Propiedades curativas y energéticas

Se le considera un amuleto de buena suerte que permite que la energía circule de manera correcta, para poder ayudar a su portador a alcanzar metas y enfrentar obstáculos. Es por ello que se utiliza ante cambios radicales y decisiones difíciles, ya que atrae energía positiva para el futuro y recanaliza todo aquello que se ha salido de orden a nivel de campo energético.

pulsera de ambar verde

Como piedra sanadora, es utilizada para aliviar dolores dentales, especialmente en los niños, dolores de cabeza, problemas del sistema nervioso, dolores de garganta, dolores de oído, acidez estomacal y malestares articulatorios. Ubicada en el plexo solar, es capaz de irradiar su energía positiva a vísceras y corazón.

Cómo usar el ámbar verde

Para la protección nocturna se pueden colocar varias piezas de ámbar negro en una pequeña bolsita de seda que posteriormente se oculta dentro de la almohada, debajo del colchón o incluso en la mesa de noche más cercana. Lo importante es que se mantenga cerca de la persona durante las horas de sueño.

Es recomendable limpiar estas piezas con cierta frecuencia, en especial si su portador las mantiene cerca también durante el día o si se encuentra en un período de excepcional ansiedad o angustia.

colgante de ambar verde

Al ser piezas tan llamativas, se puede hacer un colgante para la protección del hogar. Este colgante puede colocarse en el área donde la familia pase mayor tiempo para que el ámbar pueda no solo llenarlos de energía sino filtrar cualquier carga negativa que puedan traer a la casa.

Cómo limpiar y activar el ámbar verde

Para que nuestro ámbar verde nos proteja y atraiga la buena suerte, es necesario limpiarlo con frecuencia. Para ello basta con dejarlo a la luz de la luna durante una noche y a la mañana siguiente limpiarlo con agua clara a la que se puede añadir un poco de sal marina.

Luego de limpiarlo, es importante activarlo, reconectarse con la piedra y absorber su energía positiva. Esto puede realizarse con un ritual simple de meditación en el que sostendremos la piedra en nuestras manos por unos minutos, concentrándonos en su temperatura y fuerza.

Otros Ámbar Interesantes…

¡Compártelo!